top of page
  • Somos de la Frontera

Apoya Salud Municipal a ciudadanos con problemas por consumo de heroína

Por medio del Centro de Salud Urbano B, la Dirección de Salud brinda a la comunidad los servicios gratuitos para la atención y prevención del consumo de diversas sustancias adictivas, entre ellas, la heroína, informó Daphne Santana Fernández, directora de Salud.


La funcionaria comentó que la heroína es una sustancia psicoactiva opiácea sumamente adictiva, elaborada a partir de la morfina y extraída de la vaina de semillas de varias plantas de amapola. La heroína puede presentarse en forma de polvo blanco o marrón, o como una sustancia negra pegajosa.


Los efectos a corto plazo por el consumo de la heroína es que elimina el dolor, da una sensación de pesadez en brazos y piernas, la desconexión social, sueño y pérdida de conciencia, sequedad en la boca, comezón intensa, nauseas y vómitos, mientras que a largo plazo, los efectos recaen en la alteración de funciones mentales, alteración repetida entre vigilia y adormecimiento, ciclos menstruales irregulares, disminución del deseo sexual, estreñimiento y dolores de estomago, enfermedad y complicaciones en el hígado, riñones y pulmones.


Precisó que algunos efectos son ocasionados cuando la vía de consumo es inyectada, en donde la mala calidad de la droga y la falta de medidas de higiene pueden incrementar los riesgos del colapso de las venas en las que se inyecta la droga, infecciones en la piel y abscesos, infecciones del pericardio e infección por VIH o Hepatitis C.


La doctora mencionó que cuando una persona con abuso o dependencia a la heroína suspende su consumo, los síntomas que presenta por abstinencia generan gran malestar, como dolores fuertes en músculos y huesos, problemas para dormir, diarrea y vómitos, sensación de frío con "piel de gallina" y movimientos incontrolables de las piernas.


Las personas que consumen esta droga tienen un alto riesgo de sufrir una sobredosis, por lo cual se hace un llamado a los ciudadanos a que tomen conciencia sobre este problema de consumo y busquen apoyo a través del Centro de Salud Urbano B, donde recibirán asesoría médica y psicológica para salir adelante.


Los interesados pueden comunicarse al número de teléfono 656-555-9313, donde personal del Centro de Salud Urbano B les programará una cita para la intervención, además, una vez que se haga el diagnóstico correspondiente, se definirá si el ciudadano continuará con su orientación en el Centro de Salud o se le canalizará con otra institución especializada.


El horario de atención es de lunes a viernes en un horario de 8:00 de la mañana a 3:00 de la tarde.


Sin embargo, si el ciudadano no está preparado para recibir atención especializada, la recomendación es que es cuidarse del riesgo de sobredosis, utilizar jeringas nuevas en cada inyección y no compartirlas, desinfectar el área de la piel en donde se inyectará y alternar las venas donde se inyecta.

Comments


BANNER-Rickettsia-320x600.gif
  • Facebook
  • Instagram
bottom of page